¿DE DONDE SURGE MUJERES CON VALOR?

Para poder responder a esta pregunta es importante contarte mi historia. La historia que me ha traído hasta aquí empezó justo después de terminar mis estudios de Trabajo Social.

Durante las prácticas universitarias en un centro de anticoncepción, decidí que quería dedicarme a ayudar a otras personas en temas de pareja y sexualidad, pero no conseguía mi sueño por más que lo intentaba. Buscaba estudios y no había plaza un año, no cumplia los requisitos de entrada otro, al siguiente surgía cualquier otro contratiempo…

SI LO HACE TODO EL MUNDO, NO ESTARÁ TAN MAL

Decidí aparcarlo todo y continuar con una vida, como me decían, “normal, como la de todo el mundo”. Años después, creía ser feliz ya que tenía mi vida “organizada”: una casa espectacular en la montaña, una pareja con la que compartir mi vida, un trabajo fijo, y todo lo que todos esperaban de mí (o esperaban).

Pero poco a poco, me fui dando cuenta de que la realidad era más bien distinta, y es que cada vez dedicaba más energía y más horas a un trabajo del que esperaba siempre algo más.

Me preguntaba una y otra vez si era feliz y preguntaba a los demás como sabían si lo eran o no. Me preguntaba si nunca más iba a volver a tener la sensación de enamorarme…Me sentía perdida y sin saber qué hacer.

EL DIA EN QUE TODO CAMBIÓ

Un día, al llegar al trabajo, me encontré un regalo en mi taquilla. Un libro que cambió mi vida tal y como avanzaba en la lectura.

Con él me fui dando cuenta de que estaba en una relación basada en el miedo, la pena y la culpa, estaba aceptando como propias decisiones de los demás, había dejado mis sueños de lado y me estaba conformando con la vida que me había tocado…

Con las últimas páginas del libro mi cuerpo reaccionó con síntomas de malestar físico, y entendí que había llegado el momento de hacer cambios.

NADA PODÍA SALIR MAL, O ESO PENSABA

Pero los hice todos de golpe, dejar la relación, la casa donde vivía, el trabajo, las amistades en común, y cualquier cosa que pudiera estar asociada a la relación, casi desaparecí del mapa. Por tanto, me sentía más perdida aún, y eso que estaba haciendo lo que necesitaba.

Sentía que no avanzaba…Todo tenía que ir a mejor ¿no?, casi esperaba que por arte de magia todo se pusiera en su lugar.

Al fin, pedí ayuda a diferentes profesionales e inicié mi propio camino al autodescubrimiento, y junto con mi actitud positiva, y mi iniciativa, los cambios fueron llegando.

Tiempo después realicé formaciones en crecimiento personal y de pareja, en coaching, en igualdad, en emociones… Y creé una forma de trabajar que engloba todos los aspectos necesarios para el cambio.

Así que ahora mi misión es ayudar a todas esas mujeres que necesitan un cambio en sus vidas, de forma que se sientan acompañadas, dándoles soporte en la toma de decisiones, e invitándolas a retomar las riendas de sus vidas, para que vivan la  vida que se merecen.

¿Quieres saber más acerca de cómo puedo acompañarte en tu cambio?

Share This