Libera tu potencial y comienza a brillar

Sal del bloqueo aprendiendo a darte el valor que te mereces

¡Descarga mi hoja de ejercicios para aumentar tu autoestima y empezar a reescribir tu historia!

Libera tu potencial y comienza a brillar

Sal del bloqueo aprendiendo a darte el valor que te mereces

¡Descarga mi hoja de ejercicios para aumentar tu autoestima y empezar a reescribir tu historia!

Hola, soy Sara Caro

coach y mentora de mujeres con Valor

y quiero acompañarte hasta la mejor versión de ti mismaporque dentro de cada una de nosotras existe una mujer fuerte y empoderada capaz de cumplir cualquier cosa que se proponga.

¡Sí, dentro de ti también!

cómo te voy a
ayudar

sesiones individuales

PRESENCIALES Y online con varios packs:
3 y 5 sesiones

talleres grupales presenciales

en los que trabajo diferentes areas del bienestar de la mujer

Vamos a trabajar juntas tu bienestar como mujer

autoestima, placer, comunicación, sexualidad, menopausia…

Tengo mi propia metodología

con 3 fases diferentes

Analizamos en qué punto estás y las áreas de tu vida que quieres mejorar.
Trabajamos esas áreas y potenciamos tus cualidades con herramientas de coaching, de trabajo social, de sexología, de conexión…
Fase de decisiones, de tomar las riendas, de “qué voy a hacer con esto ahora”.

¿Eres consciente de lo maravillosa que eres?

Aprende a darte el valor que te mereces descargando gratis mi cuaderno de ejercicios para subir la autoestima.

últimos posts del
blog

Plántale cara al reptiliano y avanza hacia tus objetivos

Aiii Cuántas veces has dicho, no soy capaz de llevar un estilo de vida saludable mientras devoras un paquete de galletas, y te has juzgado por ello,  cuantas veces has dicho, tengo mucha faena, bueno  5 minutos más de relax y ¡me pongo al lío! Y no has hecho...

¡Bienvenida al reencuentro!

¡¡Gracias por venir a la fiesta!! Hacía casi 3 meses que estaba sin blog, empezaba a sentir que me faltaba algo. Si no es la primera vez que vienes te habrás fijado en el cambio, ha habido un antes y un después, y lo cierto es que no me dio tiempo ni a despedirme en...